00:06 h. Lunes, 20 de Noviembre de 2017

Stadio Sport

Un Sevilla al alza pondrá a prueba el buen momento deportivista

A pesar de estar fuera de toda opción en Champions, los sevillistas tratan de recobrar sensaciones en la competición de la regularidad donde a domicilio solo han cosechado tres empates

Manuel González Corredoira @ManuelCorredoir  |  04 de Diciembre de 2015 (13:59 h.)
Más acciones:

Foto: Sevilla FC

Partido grande esta jornada en Riazor con la visita de un Sevilla que parece haber retomado el pulso a la competición tras sus triunfos en la pasada jornada ante el Valencia, en Liga, y el pasado miércoles en Copa ante la UD Logroñés. Pese a estos dos triunfos, los sevillistas no comenzaron la campaña liguera al nivel esperado, posiblemente por tener Unay Emery que rehacer un equipo que tuvo doce bajas con respecto a la campaña 2014-15, compensadas con las nueve altas que llegaron a las orillas del Nervión.

A pesar de estar fuera de toda opción en Champions, aunque con posibilidades de disputar la Europa League si ganan a la Juventus y pierde el Borussia en la última jornada, los sevillistas tratan de recobrar sensaciones en la competición de la regularidad, pues si bien en casa parece haber levantado el vuelo, fuera del Sánchez Pizjuán únicamente puntuaron en Málaga (0-0), Levante (1-1) y Eibar (1-1), perdiendo en sus desplazamientos ante Las Palmas (2-0), Villarreal (2-1) y Real Sociedad (2-0). En casa fueron superados en sus dos primeros encuentros por Atlético de Madrid (0-3) y Celta (1-2), pero llevan  cinco victorias consecutivas ante Rayo (3-2), Barcelona (2-1), Getafe (5-0), Real Madrid (3-2) y Valencia (1-0), ocupando la décima plaza, con 18 puntos, a tres puntos del Deportivo, que es quinto.

Ante el Sevilla defenderá la quinta plaza el Deportivo. El conjunto hispalense quiere repetir lo sucedido en la pasada campaña, en la que sumó los seis puntos en juego, al ganar en Riazor (3-4) y Sevilla (4-1), pero en esta ocasión la historia parece que puede ser muy distinta.

La Dirección Deportiva sevillista compensó las doce bajas en su plantel incorporando a Mariano (Girondins), Rami (Milán), Andreolli (Inter) y Escudero (Getafe), para la línea defensiva; el medio del campo lo reforzaron con N’Zonzi (Stoke City), Krohn-Delhi (Celta), Kakuta (Rayo) y Konoplyanka (Dnipro); mientras que para la línea de ataque llegaron al conjunto Llorente (Juventus) y el italiano Inmobile (Borussia Dortmund). En definitiva, nueve futbolistas de gran calidad y potencial.

Junto a ellos los que permanecen de la pasada campaña en las filas sevillistas, y que alcanzaron la gloria como campeones de la Europa League y la clasificación para la Champions.

En la portería está destacando con sus actuaciones el meta Sergio Rico, que ha desbancado al portugués Beto. En defensa completan la línea Coke, Carriço, Pareja, Tremoulinas y Kolo, formando una línea fuerte y complicada de superar, a pesar de que lejos del “Sánchez Pizjuán” no han estado muy afortunados. El centro del campo es de gran calidad, pues a los nuevos fichajes se les unen Iborra, Krychowiak, Luismi, Cristóforo, Reyes y Vitolo, mientras que el ataque mantiene a Kevin Gameiro.

En definitiva, un excelente equipo, compensado en general en todas sus líneas, con futbolistas de un excelente potencial que en cualquier momento puede despertar de su letargo lejos de sus aficionados, que es lo que hace que el conjunto dirigido por Emery no se encuentre en posiciones más altas de la tabla clasificatoria, pues cinco derrotas  y tres empates en las jornadas disputadas no era lo esperado en el equipo hispalense, aunque la distancia con los puestos que dan opción a la disputa de la Europa League es corta, pues aunque ocupe la décima plaza de la clasificación, sólo tres puntos le separan de Deportivo y Villarreal, quinto y sexto de la tabla.

Por su parte, el Deportivo se encuentra en un momento dulce, con tres victorias consecutivas, unida a las dos de la Liga la de Copa ante el Llagostera, y se ha situado en la quinta plaza merecidamente, con un equipo que está rayando a muy buena altura, tanto en el aspecto defensivo como en el ofensivo, lo que viene a demostrar que el trabajo del cuerpo técnico encabezado por Víctor Sánchez del Amo está dando los resultados deseados y el objetivo principal, asentarse sin agobios en la máxima categoría del fútbol español, parece estar encaminado, de tal manera que se pueda aspirar, una vez alcanzado, a cotas más elevadas.

Por todo ello, es de esperar que Riazor, nuevamente, vuelva a ser una caldera para recibir a un equipo amigo para la afición deportivista, como lo es el Sevilla, pero que durante noventa minutos será el rival al que hay que superar para seguir en la zona noble de la tabla clasificatoria una semana más y, ¿por qué no?, aspirar a colocarse en puestos de Champions. Ilusión y esperanza que no falten.

¡FORZA DEPOR!