23:40 h. Miércoles, 22 de Noviembre de 2017

Stadio Sport

Momento de unión y fortaleza

El presidente puede ser Tino, Lendoiro o Perico de los palotes, lo único que me preocupa es mi sentimiento y este es el Real Club Deportivo de La Coruña y la permanencia en Primera División

Patricia Rey @patricoruna  |  15 de Marzo de 2015 (16:33 h.)
Más acciones:

 

Hace tres años cuando el equipo luchaba por ascender a Primera División la ayuda de los deportivistas fue fundamental, hemos llenado campos en todos los lugares de la geografía española. Recuerdo especialmente el desplazamiento al Pedro Escartín de Guadalajara. Aquel día las gradas tenían dos colores blanco y azul, el de las banderas, camisetas, bufandas formándose la marea deportivistas, colores de nuestras playas. Nadie dejó de animar en ningún momento, todos gritábamos al unísono ¡¡¡Forza Depor!!! y ¡¡¡El Depor es de Primera!!! No solo en el Escartín, si no en todos y cada uno de los campos del fútbol español. Fue una temporada complicada, era el primer año en 20 que el Depor bajaba de categoría, después de vivir momentos de gloria, volvíamos a una noche de piedra,  una categoría que  los más jóvenes no recordaban.

Fue un año duro aquel 2011 para todo el deportivismo. Pero  al año siguiente conseguimos el objetivo. Nos elevamos a lo más alto y como campeones de la categoría, pero no siempre las cosas salen como uno quiere, por desgracia existen baches que dificultan el camino. Tres entrenadores para un descenso: Oltra comenzando la temporada, Domingos Paciencia que apenas estuvo 6 partidos, hasta que llegó el motivador, o galeguiño de Castrofeito, el que quiso desde hace años entrenar al Depor, Fernando Vázquez, incapaz de conseguir el objetivo en tan poco espacio de tiempo. Otro fracaso, descendemos de categoría, decepción en el deportivismo. Fernando Vázquez sacando fuerzas de su alma blanca y azul dijo a los deportivistas: “Prometo que os devolveré lo perdido” y así fue.

 

 

El recorrido del  conjunto blanquiazul por la categoría de plata dura poco. Un año duro con mil problemas económicos, elecciones y demás cuestiones. La unidad de la afición logró todo aquello que parecía imposible a principios de temporada. Fue el empuje de todos lo que nos regaló un ascenso más que celebrado por los deportivistas.

Llevo desde el año 1983 asistiendo a Riazor, me emociono cuando el Deportivo gana. Veo los partidos desde otra perspectiva, a pie de campo. He disfrutado de momentos increíbles, remontadas, derbis, victorias ante el Real Madrid, ascensos, descensos…y un largo etc… El equipo da  una de  cal y otra de arena, todos debemos arrimar el hombro para que no descienda. ¿Realmente creéis que es la hora de buscar culpables? Yo creo que no, que  es a final de temporada porque, o remamos todos juntos hacia el mismos sitio, o esto se hunde. Me pregunto una cosa ¿De verdad no queréis ver al Depor en Primera? Yo creo que todos los que amamos el Depor diríamos que sí, pues para mí la única solución es la unión.

Aunque muchos no crean en el Consejo de Administración o en Tebas o en mil cosas más, hemos demostrado durante muchos años que, a pesar de las dificultades, hemos tirado del equipo hacia la cima.

Es momento de unión, no sé si algunos buscan en las derrotas satisfacciones, yo desde luego no. El presidente puede ser Tino, Lendoiro o Perico de los palotes, lo único que me preocupa es mi sentimiento y este es el Real Club Deportivo de La Coruña y la permanencia en Primera División.


FORZA DEPOR!!!!!!!!