23:39 h. Miércoles, 22 de Noviembre de 2017

Stadio Sport

De futbolista a entrenador

Víctor Sánchez del Amo

Patricia Rey @patricoruna  |  15 de Noviembre de 2015 (22:50 h.)
Más acciones:

 

Como futbolista llegó a jugar con los más grandes del fútbol español e internacional, Raúl González, Roberto Carlos, Fernando Redondo… Curiosamente debutó en la primera plantilla del Real Madrid con un entrenador que marcó una época gloriosa en el Deportivo de La Coruña el “Zorro de Arteixo” Arsenio Iglesias. En la temporada 96/97 es cuando de la mano de Fabio Capello se gana la titularidad y consigue su primer título de Liga. Luego vendrían más títulos de la mano de Juup Heynckes, donde sumaría una Champions League.

El entrenador madrileño continúa su andadura por el mundo del fútbol en el Racing de Santander. De Cantabria pasa a La Coruña donde conseguiría una Liga, la única conseguida por un club gallego. La Copa del Rey bautizada como Centenariazo. Dos Supercopas de España, junto con una semifinal del Champions contra el Oporto de Mourinho.

Como entrenador comenzó siendo el segundo de Michel en el Sevilla C.F en la temporada 2011, donde también formarían dúo de entrenadores en el Olympiakos la campaña siguiente. El 9 de abril del 2015 recibe una oferta del Deportivo de La Coruña para sustituir a Víctor Fernández, el madrileño firma hasta final de temporada, consiguiendo la permanencia para el club coruñés.

 

 

Víctor y todo su staff analizan minuciosamente al rival, algunas veces saldrá mal, nadie es perfecto. Pero en reglas generales están haciendo todos un gran trabajo y eso se refleja sobre el césped.

Recibir una llamada del club donde seguiste tu formación como jugador, donde marcaste una época, donde conseguiste victorias épicas, para mí como deportivista sería irrechazable. Exactamente igual que para Víctor Sánchez. Dijo en la primera rueda de prensa, si mal no recuerdo, que para él era un sueño entrenar al Deportivo. Seguro que tendrá muchos sueños por cumplir pero uno al menos ya está cumplido. Es curioso haber jugador con un grande como Manuel Pablo, ser su amigo, y compartir mil y una anécdotas y ahora ser su entrenador .No sé cómo será esa sensación para ambos.

Hay una frase que me quedó marcada en la memoria que se la escuche al entrenador madrileño en rueda de prensa “Los jugadores nunca dejaron de creer”. Está claro que si crees en que puedes ganar es muy probable que lo logres, y si no bajas los brazos y sigues pensando en crecer y mejorar se lograrán los objetivos. No es fácil, eso es obvio, y que va haber obstáculos también pero si no se intenta nunca se sabrá si lo podías haber conseguido.