00:02 h. Jueves, 23 de Noviembre de 2017

Stadio Sport

El “populismo” de Núñez Feijóo, adelanta por la izquierda a Pablo Iglesias

El presidente de la Xunta de Galicia ha sido capaz de amalgamar dos  conceptos diferenciados entre sí para las gaviotas gallegas, en uno solo, popular y populismo. Todo vale para no bajar de la peana al "santo" Alberto. Sus acólitos, que viven de carallo a cuenta del pueblo que sufre, hacen prerrogativas para que lluevan votos. San Pedro cansado de tanto abandono de pobres, habló con el Maestro y el Cielo lo ha abandonado a su suerte

Gonzalo Soto  |  29 de Junio de 2015 (20:13 h.)
Más acciones:

 

El descalabro electoral puso en alerta al jefe del ejecutivo gallego, que en su afán de subir popularidad para ganar votos de incautos, se ha convertido por el milagro de Tarso al populismo, rebasando por la izquierda al propio Pablo Iglesias.

Se ha comprobado que los lavados de imagen o ser altavoces de sus andanzas no dieron el fruto apetecido, el árbol de Newton   había agotado las manzanas. Los amigos "enchufados" del presidente, en su afán por corromper a la prensa en su beneficio, se han dado como un fracaso en los medios de comunicación en Galicia.

El populismo contra el que arremete el Partido Popular y que se gesta en las redes sociales, no acaba de entrar en los viejos "carcas" y políticos incapaces de comprender el signo virtual  "@" y que no tiene nada que ver con lo de-a robar la comida de los pobres-en ningún otro tipo de ladronicio.

Todos los expulsados de las instituciones públicas el 24M y que en teoría no han cobrado este mes ni van a cobrar el siguiente, nadie ha explicado si irán a comer a los comedores escolares,  o entrarán por la puerta de atrás como asesores de confianza en las empresas privatizadas que reciben dinero público, porque el "vicio" y el "mono"  de lo ajeno crea dependencia y cala de forma desmesurada en la sociedad civil, ejemplo de ello nos sirven los miles y miles de denuncias de procesos judiciales que, por antonomasia, han dado hasta el nombre de proceso judicial a ......???? Dada la cantidad de ejemplares a meter en la jaula y que curiosamente, son los únicos de nuestra especia que no entran en peligro de extinción.

El cacareado caos contra el populismo no es una guerra, ni posguerra, simplemente es el miedo de los especuladores traidores y poderosos acaparadores a que les junten todo su dinero en un corralito, porque el dinero ni se crea ni se destruye, simplemente cambia de manos y en este momento, para nuestra desgracia, el depositario son las manos de cuatro sinvergüenzas y cuatro golfos y si en ese punto creamos el caos, el dinero saldrá despedido como un huracán a las manos de todos nosotros,  donde estaba y donde tiene que estar.

Por mi edad he visto montes y carretas, idas y venidas, euforias y crisis, todo  a diestro y siniestro, pero no hubo ni un solo día en que la brida de mi cinturón cambiara de sitio o tuviera que cambiar la hora de mi despertador, la mochila o la paleta bajo el sermón de todos estos caraduras que, para su desgracia, si que les afecta si ganan las elecciones al Congreso los "demonios" de Podemos. Estos personajes viven como garrapatas incrustadas en la veleta de la historia política que se mueve en función del viento.

PSOE y PP arremeten contra la situación en Grecia, "enviando" a sus apóstoles del miedo a medios de comunicación amigos, donde los piloneros mediáticos asustan a los ciudadanos, utilizando artimañas de tiempos pretéritos, propios del aparato de propaganda del régimen de Franco: Ojos con los "rojos", tienen rabos y cuernos.

Esto es lo que me decía desde Grecia, una colega de profesión: 
"Los griegos no han querido someterse a la troika y con razón, el hecho de que hayan cerrado los bancos no significa nada, se habían tomado precauciones, no nos moriremos de hambre no!"
Que la situación no está para tirar cohetes es obvio como en España tampoco, pero hay muy mala propaganda contra Grecia por cuestiones políticas internacionales e intereses creados! Siempre hay oportunistas y especuladores.
Los griegos decimos traducido literalmente: tu muerte, mi vida. Es decir, tengo que arruinarme, morirme yo para que puedas vivir tú!

Esta es la realidad que se vive en Grecia, no la que quieren los populistas populares vendernos a través de su piloneros informativos.