10:52 h. Martes, 23 de Abril de 2019

Demasiado Burgos para el Breo

Los lucenses no pudieron contrarrestar el empuje de los locales y cayeron con claridad (93-73)

Stadio Sport  |  04 de Enero de 2015 (23:17 h.)
Más acciones:

 

La conjura del vestuario burgalés para hacer borrón y cuenta nueva con el comienzo de la segunda vuelta dio los frutos deseados para sus protagonistas con uno de los mejores encuentros del año por parte de los de Andreu Casadevall. Ante un rival directo como el Ribeira Sacra, los castellanos irrumpieron en la pista como un ciclón para dejar muy claras sus intenciones a través de un parcial de 10-0 en poco más de 2 minutos con el que Taylor Coppenrath obligó a Lisardo Gómez a parar prematuramente el encuentro. Un triple de Álex Llorca abrió la lata para el conjunto celeste pero la maquinaria del Ford Burgos estaba perfectamente engrasada a través de la dirección de Albert Sàbat y los puntos de un infalible Miquel Feliu  quien, con un triple, colocó a los suyos 20 arriba al final del primer periodo. Con el encuentro totalmente roto a favor de los locales, el Ribeira Sacra comenzó “un nuevo partido” en el que tratar de reducir las diferencias, un objetivo que los burgaleses impidieron con el comienzo del segundo acto donde llegaron a rozar la treintena. Su acierto de cara al aro permitió a la afición de El Plantío disfrutar de una auténtica exhibición ofensiva durante un primer tiempo que invitó a la parroquia local a soñar (53-25).

El comienzo de la segunda mitad supuso la ratificación del buen momento de un Ford Burgos que siguió sumando a través de las rotaciones haciendo inútiles los esfuerzos de Dani López, Llorca o Matulionis por tratar de meter de nuevo a su equipo en partido. La intensidad defensiva de los locales así como su dominio del rebote llevó a los de Casadevall a convertir el tramo final del encuentro en un mero trámite esperando únicamente el bocinazo final. De este modo, el conjunto local se hizo con un triunfo que les permite seguir mirando de frente al ascenso directo durante una segunda vuelta en la que tienen aún mucho que decir (93-73).