00:17 h. Lunes, 20 de Noviembre de 2017

Stadio Sport

Riazor se viste de gala: Llega el Celta

Uno de los partidos más esperados por la afición deportivista llega este sábado a Riazor. El derbi gallego por excelencia

Manuel González Corredoira @ManuelCorredoir  |  18 de Noviembre de 2015 (14:40 h.)
Más acciones:

2
2

 

Deportivo y Celta se medirán en el coso blanquiazul en una situación muy diferente a la de la temporada pasada, en la que el conjunto coruñés vagaba por los puestos bajos de la tabla clasificatoria, buscando la permanencia, mientras que los vecinos del sur estaban en la zona noble de la clasificación. El resultado, desfavorable para los intereses del Deportivo, con un 0-2 excesivamente abultado para los merecimientos de unos y otros, y con un cierto regusto agrio para los aficionados deportivistas, por cuanto minutos antes del 0-2 que sentenciaba la contienda, el Deportivo pudo conseguir el empate en una acción que marró Oriol Riera.

Y en el partido de ida, el Celta saldaba la confrontación con un 2-1 en Balaidos, pero nuevamente con el sinsabor para los blanquiazules, que se hicieron acreedores a un mejor resultado y vieron como Medujanin, en el último minuto de la contienda, marraba el lanzamiento de un penalti.

Pero eso es historia, cercana, sí, pero historia al fin y al cabo. Ahora la realidad es bien distinta, pues si los celestes marchan bien encaminados en la tabla clasificatoria, los deportivistas se muestran a un nivel muy superior al mostrado en la pasada campaña, con un juego más equilibrado y con unas sensaciones muy distintas. Pese a llevar cinco jornadas sin ganar, con cuatro empates y una derrota, los coruñeses mostraron un buen nivel en los partidos de Riazor, donde únicamente el Sporting, en un partido muy raro, fue capaz de superar al Deportivo, que saldó con un triunfo ante el Español y empates ante Real Sociedad, Athletic y Atlético de Madrid, los otros cuatro encuentros disputados en su terreno de juego.

El Celta llega a La Coruña con un bagaje lejos de sus aficionados de cuatro triunfos y un empate. Es decir, no ha perdido lejos de Balaidos, pues sus dos derrotas en la competición, las mismas que suma el Deportivo, fueron en su terreno de juego, ante el Real Madrid (1-3) y Valencia (1-5), pero con triunfos tan sonados como el 4-1 al líder, Barcelona, o las victorias en los últimos minutos ante Levante (1-2), Sevilla (1-2), Villarreal (1-2) y Real Sociedad (2-3), además del 3-0 sobre el Rayo Vallecano. Los otros tres encuentros los saldó con empate, ante Las Palmas (3-3) y Getafe (0-0), ambos en Vigo, y en Eibar (1-1).

Una gran trayectoria, sin duda, la que lleva el conjunto preparado por Hugo “Toto” Berizzo, en su segunda temporada al frente del conjunto olívico, y que sitúa a los célticos en la cuarta plaza de la tabla clasificatoria, con 21 puntos. Pero un derbi es un derbi y nada está escrito. Es un partido diferente, distinto, tanto para los aficionados como para los protagonistas. Se vive de otra forma. Se disputa con otras sensaciones, muchas veces más con el corazón que con la cabeza, a impulsos y, sin duda, la clasificación muchas veces, la mayoría, no quiere decir absolutamente nada.

El Celta tiene un bastión fundamental en su juego, y es el estado de forma de su futbolista más destacado, Nolito, internacional de nuevo cuño, y auténtico líder de este Celta que muestra un nivel muy alto en su juego. Con diferentes posicionamientos sobre el terreno de juego, y con múltiples variaciones por su plantilla actual, pero siempre con un juego ofensivo que encandila y gusta a sus aficionados.

La portería la tiene cubierta con Sergio y Rubén, secundados en la zaga por los canteranos Hugo Mallo y Jhony, junto con Cabral, Fontás, Carles Planas y Sergi Gómez. En el medio del campo, los célticos, a pesar de la baja de Kron Deli, conforman un centro del campo de gran nivel tanto en el aspecto ofensivo como defensivo, con Augusto Fernández, Radoja, Escudero, Pablo Hernández, Wass y Madinda.

El ataque de los olívicos es impresionante, con Nolito como gran referencia, y con un Orellana a gran nivel, Guidetti y el hijo prodigo, que regresó a casa tras su paso por el Valencia, Iago Aspas, sin olvidarnos de Theo y Drazic.

En definitiva, un equipo de un gran potencial deportivo y que lo viene demostrando desde que comenzó el campeonato de Liga, instalándose en las primeras plazas de la tabla clasificatoria desde que comenzó el torneo de la Regularidad y situado en la zona noble de la clasificación, en posiciones europeas, que es, según palabras de sus jugadores y técnico, su gran e ilusionante objetivo para esta temporada, sobre todo tras rozar la clasificación para la Europa League la pasada campaña.

Pero el derbi gallego es otra historia. El Celta se va a encontrar a un Deportivo que, arropado por su fiel e incondicional afición, está dispuesto a demostrar que es un equipo sólido, que busca, por encima del objetivo primordial de la permanencia, demostrar que su juego puede llevarle a los puestos altos de la clasificación.

Instalado en la novena plaza de la tabla, con 15 puntos, merced a sus tres triunfos, seis empates y las derrotas comentadas ante Sporting y Málaga, que fue el único partido donde los coruñeses no estuvieron a la altura exigida, el Deportivo quiere seguir escribiendo su historia en la Primera División del fútbol español. Y en ese camino se encuentra y todos esperamos que continúe. ¡FORZA DEPOR!