00:10 h. Lunes, 20 de Noviembre de 2017

Stadio Sport

Buenas sensaciones del Fabril

Antes del derbi, cita en Abegondo donde los blanquiazules derrotaron 3-0 al Choco

Nano García  |  16 de Noviembre de 2015 (00:00 h.)
Más acciones:

 

Retomamos de nuevo las crónicas, después de unas semanas de descanso, en las que el Fabril, mostró una muy buena imagen, ante el Choco de Redondela, al que derrotaron por un contundente tres a cero y lo que es mejor, causando buenas sensaciones.

Quizás la presencia en las gradas del alto staff deportivista, encabezado por el Presidente, Tino Fernández y el responsable del área deportiva del Club, Fernando Vidal y la presencia del técnico del primer equipo Víctor Sánchez Del Amo, influyeron y mucho entre los jugadores, porque el encuentro fue dominado de principio a fin, de un conjunto que tras lo visto ayer, con buena disposición en el terreno de juego, así como la facilidad para engranar jugadas y detalles de calidad, que de seguir por ese camino, es claro favorito a encabezar la clasificación.

Hay que recordar que el rival en la jornada de hoy, sólo le restaba un punto al conjunto fabrilista, pero a tenor de lo visto hoy en Abegondo, la distancia futbolística entre ambos conjuntos era muy grande.

Los habituales de Abegondo, salieron contentos de lo visto y muchos empiezan a pensar en las posibilidades del Fabril y en concreto de algunos jugadores, como es el caso de Otero y Oscar García, “Pinchi”. El primero por su velocidad y potencia física y del segundo, por su aparente veteranía pese a su juventud y la sangre fría que mostró para marcar el tercer gol, aprovechándose de un despiste de la zaga rival.

El único pero, por si hay que poner alguno es la poca presencia de jugadores “criados” en Abegondo, que sólo se traducía en el terreno de juego, con la presencia del meta David, que por cierto en todo momento dio una sensación de seguridad, el central y capitán Rober y los delanteros Pancho y Oscar, que va camino de convertirse en uno de los referentes del equipo.

En resumen que el staff deportivista pudo disfrutar de un encuentro y observar las individualidades de un equipo, que poco a poco va asentando de la mano de Manuel Mosquera.