17:59 h. Domingo, 19 de Noviembre de 2017

Stadio Sport

TAN AUTONÓMICOS UNOS COMO OTROS

¿Cómo que no puede objetivamente sancionarse las pitadas al himno, al Rey o a los presidentes de la Federación y de los clubes participantes?

Bunny  |  04 de Junio de 2015 (00:26 h.)
Más acciones:

 

La Copa del Rey, la Copa de España de fútbol, la organiza la Federación Española de Fútbol, y para celebrarla se inscriben voluntariamente todos los equipos federados en la misma, sean de la Autonomía que sean, que luchan futbolísticamente, limpia y reglamentariamente por ganarla.

Para celebrar la Final la propia Federación Española, solicita la cesión, la hospitalidad de su celebración a alguno d sus clubes federados, sin interesarse por cual sea su Autonomía. Es por tanto libre el Club de proponer sea aceptado su campo, su estadio, libre de ofrecerlo o no, de conseguir un negocio extra para él y su ciudad, entendiéndose que lo ofrece con la garantía de que se cumplan las normas reglamentarias y de respeto que merecen todos cuantos la contemplan, tanto en persona como audiovisualmente, los que la presiden y quienes la otorgan.

¿Cómo que no puede objetivamente sancionarse las pitadas al himno, al Rey o a los presidentes de la Federación y de los clubes participantes?

El Club organizador, dada la falta cometida por la no prevención y control de los asistentes, debe ver clausurado su campo por un número razonable de partidos, si no sancionado con la no celebración de Finales como ésta, en un periodo significativo. Esta sanción corresponde  a la Federación Española de Fútbol, como organizadora

La no prevención, aviso o empleo de métodos adecuados a evitar la falta debe ser sancionada con multa económica. (100.000 espectadores con un coste medio por entrada de 100 euros, que suponen 10 millones de euros de ingresos, recibirían una multa de un 10%, es decir un millón de euros). Esta sanción debe proponerla la Comisión Antiviolencia.

Uno y otro modelo de sanción, acaba de ponerlos en práctica ambos, la Federación Española respecto del Sevilla C.F., y poco antes respecto del  Deportivo Alavés y varios otros clubes.

DEJEMOS LA POLÍTICA FUERA DEL FÚTBOL