22:51 h. Viernes, 17 de Noviembre de 2017

Stadio Sport

Los grandes desatinos de la Iglesia hacia la mujer

Millones de mujeres coinciden en que las desventajas a las que se somete a la mujer en la actualidad es la herencia dejada por personas que, habiendo sido subidas a los altares por ser grandes defensores de la Iglesia, no fueron sin embargo grandes hombres o mujeres, es decir, personas colmadas por un corazón generoso y un alma noble

María José Navarro  |  07 de Marzo de 2015 (21:12 h.)
Más acciones:

Uno de los personajes más representativos para el catolicismo es Tomás de Aquino, quien no obstante dejó citas como la siguiente: “La mujer es un desatino de la naturaleza, un hombre malogrado, mutilado y frustrado“. Si bien es cierto que en la actualidad los doctores de la Iglesia han perdido parte de su autoridad, y que ningún clérigo se atrevería a defender dicha tesis desde un púlpito, sin embargo lo cierto es que al no haber sido revocadas, las citas siguen teniendo el mismo valor, máxime si se trata de un personaje recurrente en los discursos papales, mostrado una y otra vez como ejemplo para los jóvenes.

Tan sólo con escarbar un poco entre las citas de los doctores y personajes del seno de la Iglesia se descubren cientos de citas aberrantes. Juan Crisóstomo, doctor de la Iglesia conocido por el sobrenombre de “El Santo” de las Iglesias dijo: “Las hembras están ante todo destinadas a satisfacer la sensualidad de los hombres“. San Agustín, santo y también doctor, dijo: “La mujer es un ser de poco valor, que no fue creado por Dios de acuerdo a Su propia imagen. Corresponde al orden natural de las mujeres servir a los hombres”. De Tomás de Aquino hemos escuchado: “El valor esencial de la mujer reside en su capacidad de parir y en su utilidad en los quehaceres domésticos”. Y del Papa Pío II: “Cuando veas a una mujer, piensa que es el diablo. Ella es una especie de infierno”. 

 

María José Navarro

www.radio-santec.com