18:59 h. Jueves, 18 de julio de 2019

Carroñeros

Conectan el ventilador y largan mierda por doquier, como vulgares carroñeros, al son de no sé qué melodía, aunque pondré música de A Coruña en su oda, mientras escribo este artículo

Antón Salgado  |  25 de diciembre de 2014 (00:00 h.)
Más acciones:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Viene a cuento este comentario porque un grandísimo amigo, cuasi hermano, está inmerso en una investigación judicial que le ha declarado imputado dentro de una " operación que termina en zeta " a la espera de un juicio que le absuelva o condene.

A mi hermano, a mi amigo, le dije y lo mantengo, que para bien o para mal me tendrá siempre a su lado... faltaría más !

Recuerdo los tiempos de bonanza, cuando de forma siempre desinteresada trabajé a su lado consiguiendo no pocos éxitos dentro de las actividades lúdicas (ahora parece ser no tan lúdicas) para que " otros ", los carroñeros, cobraran, siempre a espaldas de sus adocenados compañeros de equipo, en especies  o en "cash" y también en/de  grandes y lujosas superficies repletas de autoridades que financiaban los chiringuitos.

A mi hermano, a mi amigo, le niegan el saludo por la calle y se lo niegan precisamente, aquellos que se beneficiaron de su extraordinario trabajo. En esta España que nos toca sufrir, el linchamiento moral ante el levantamiento de los secretos sumariales, es más que evidente.

Pero estos " carroñeros " van más allá de los secretos sumariales y ocultan sus fechorías y cobardías largando mierda, sin pruebas, sobre personas honestas mientras no se demuestre lo contrario, mezclando "asuntillos" de los que ellos son los únicos responsables. Cuidado, mucho cuidado " carroñeros ", que existen documentos contables que pudieran caerles en toda su dura cara y que podrían demostrar una autocomplacencia que raya en lo delictivo, además de su falta de pericia y vigilancia en asuntos de tesorería perfectamente demostrables.

Los cobardes, los carroñeros, no tienen el más mínimo pudor ni tan siquiera respeto. La prudencia es la mejor alternativa para aquellos que, manchados de mierda hasta las cachas y que aparentaron tener, durante no pocos años, un dudoso" prestigio" aprovechando el gancho de lo que decían representar en los medios de comunicación.

Al que suscribe, por muchas circunstancias, entre ellas, enfrentarse a posturas caciquiles y defender la verdad y la honestidad de su amigo, de su hermano, todo este embrollo le ha ocasionado no pocos sinsabores. Pero, cuidado "carroñeros " , mucho cuidado, no vaya a ser que comencemos a "saltar parapetos" y salgan ustedes muy mal parados.

Recuerden, pero recuerden muy bien, los toreros de plazas de primera categoría, estamos acostumbrados a lidiar con Victorinos y Mihuras y los "borreguillos" como ustedes no tienen para nosotros "ni dos pases".

Atentos.