09:29 h. Viernes, 24 de Noviembre de 2017

Stadio Sport

Una idea para solventar los riesgos y aumentar el espectáculo

Tras el lamentable accidente de Carral y sumando este a mi experiencia en telecomunicaciones, profesión que he ejercido durante más de cuarenta años, quiero plantear una nueva forma de concebir los rallyes del futuro

Nano García  |  13 de Septiembre de 2015 (16:29 h.)
Más acciones:

 

La tecnología presente  puede favorecer el disfrute de estas pruebas, que cuenta con muchos seguidores y con una inversión, que creo no muy elevada, para disfrute  de este espectáculo automovilismo.

En principio y cercano al parque donde los automovilistas, donde se concentran los vehículos, se podía disponer  de una pantalla gigante, donde seguir los evoluciones de la carrera. Además desde ella, se podía informar el tiempo de cada participante. Esta estaría dotada de stand, donde las marcas automovilistas podrían efectuar su merchandising e incluso algunos puestos destinado al avituallamiento de los espectadores.

En la parte tecnología, hoy en día, por medio de enlaces digitales, se podrían disponer de cámaras en los lugares espectaculares del circuito, incluso dotar de cámaras, a algún participante, para que desde la pantalla gigante, puedan seguir las evoluciones. Hoy en día, la dotación de tecnología, que por otro lado ya es usada en las retransmisiones televisivas, n es excesivamente cara y con la ayuda de los patrocinadores, seria económicamente rentable.

Con ello, todos los tramos de la carrera, estarían cortados y concentrados los espectadores, porque a diferencia de otro tipo de carreras, que se celebran  en circuitos, nunca se va a conseguir que la ubicación de estos sea en zonas libres de riesgo.

Incluso y dada la evolución de la tecnología de los drones, se podía observar minutos antes del circuito, por donde va a discurrir el tramo.

Aunque no tengo experiencia en este tipo de pruebas, creo que se tiene que comenzar a pensar en usar la tecnología, para este tipo de pruebas y dotar al espectador de facilidad para el seguimiento, no siendo necesario la utilización de conexiones vía satélite, sino con enlaces digitales terrestres, que son más económicos, para cubrir tramo por tramo.

Con la concentración de los espectadores, para el seguimiento de las pruebas, por streaming, se podía conseguir que con dos o tres cámaras, cubrir los tramos espectaculares y conseguir que los espectadores, disfruten de estas pruebas, en modo total, ya que hasta ahora, los espectadores, sólo disfrutaban de las pasadas por las zonas y en la mayoría de los casos, no disponían de información del proceso en su totalidad.

Todo lo aquí expuesto, estaba en proceso en mi etapa productiva y con su rápida evolución esto es posible en la actualidad.