01:15 h. Sábado, 16 de Diciembre de 2017

Stadio Sport

Y el fútbol a quién le importa

Mientras los aficionados sufrimos la angustia de la lucha por la permanencia en un final de liga de infarto, los dirigentes de todo este “cotarro” se dedican a sus confrontaciones personales por ver quien tiene más poder frente al otro

Manu Montero  |  14 de Mayo de 2015 (12:24 h.)
Más acciones:

 

En puertas de un final de Liga en la que muchos equipos  se “juegan la vida”, aquellos egocéntricos que el destino les llevó a alcanzar ciertas cotas de poder, se entretienen en un juego en el que tratan de imponer sus propias y a veces personales visiones de las cosas del fútbol, al que pocas veces sirven pero del que se sirven para mantenerse en sus propios pedestales a costa de jugadores y aficionados.

Importa menos el motivo porque están dispuestos a aferrarse al “vuelo de una mosca” o apuntarse a un bombardeo con tal de “joder por joder”; Así de clarito para que se entienda.

Lo de menos es el acuerdo de la venta de los derechos audiovisuales, por ello y ya siendo conocido no entro en detalles, lo demás, es la demostración de fuerza de cada una de las partes implicadas que intenta un “jaque mate” al adversario y digo bien, adversario porque cada una parte de los implicados persigue objetivos contrapuestos y les importa bien poco el interés último: El fútbol como deporte y/o entretenimiento de millones de aficionados, ni siquiera importan los clubs inmersos en su lucha por mantener una categoría que en no pocos casos significa simple y llanamente la supervivencia.

En esa lucha, el señor Villar encuentra una inestimable colaboración de la AFE presidida por el señor Rubiales mientras que la LFP con el señor Te-bas al frente encuentra un apoyo en el gobierno a través del CSD. A mi modesto entender, aún no se bien que pinta el gobierno en una negociación de un convenio para retransmisiones de fútbol, algo que debería ser competencia de los propios interesados: Los medios que compran y los titulares de los derechos que los ponen a la venta pero lo cierto es que desde un principio, el señor Te-bas (lo de Te-bas es por si se va antes de que termine por poner todo “patas arriba”) ha querido poner al gobierno del PP de su lado para echarle un “pulso” permanente al presidente de la Federación Española.

Ahora que parece posible el cambio político y social en nuestro país, no estaría de más que todos estos personajes acostumbrados a servirse de los cargos en lugar de servir desde ellos, se fuesen a sus respectivas casas, que disfruten de los buenos ingresos que a buen seguro tienen garantizados y que nos dejen disfrutar a los demás del fútbol en “estado puro”. A fin de cuentas, lo único que verdaderamente me importa de todo esto es que mi “Depor” logre la ansiada salvación en el terreno de juego, como siempre ha sido.

Por cierto, la huelga es un derecho irrenunciable que a todos nos costó mucho conseguir y por el que debemos luchar para mantenerlo, dicho esto, bien pudieron convocarla las partes una vez sabidas las intenciones de la Agencia Tributaria y la Seguridad Social (el gobierno del PP sin más vueltas) nada más tener noticias de sus intenciones respecto de los clubs más desfavorecidos, aquellos que militan en categorías que tan solo importan a los socios de esas propias entidades, siempre olvidados por todas las administraciones y no pocas veces por las Federaciones que supuestamente deben de representarles.