11:38 h. sábado, 19 de septiembre de 2020

Mucho en común pero poco “sentidiño”

Manu Montero @yalemanu  |  13 de julio de 2015 (00:12 h.)

Avanzamos hacia unas nuevas elecciones generales con la esperanza puesta en un cambio necesario, mientras por cada esquina surgen los personalismos, los egos y vanidades, que se anteponen al sentido común que no es otro que esa máxima que dice que, “la unidad hace la fuerza”

 

Después de la elecciones europeas y municipales parecía claro que el mapa político en España se simplificaba y clarificaba, hora era que sucediera, con la aparición en escena de las “marcas” Ciudadanos y Podemos, la crisis en UPyD e Izquierda Unida y más de lo mismo de PP y PSOE, lo que nos llevó a pensar en la realidad del cambio. Un “simple sueño de verano” que los “iluminados” de turno, que nunca faltan, mas “papistas que el mismísimo papa, nos devuelven a la realidad de un minifundio partidista con el que reivindican su propio espacio en el que convertirse en líderes de la nada, aun sabiendo que con tal proceder, los únicos beneficiarios son los de siempre.

En Galicia no podía ser de otra manera, acostumbrados como estamos a las escisiones de las escisiones, antes de haber sido capaces de consolidar una gran fuerza nacionalista con posibilidad real de gobierno en nuestro país y con voz propia en otros foros. Cada cual quiere tener su propio “chiringuito” con unos cuantos clientes que les son fieles y otros pocos más ocasionales, según cuadre.

Las últimas elecciones municipales nos dejaron la aparición de las “mareas” a modo de ilusión para un electorado desencantado con la política, o más bien con una manera de hacer política, y pensamos que ahora si era el momento de iniciar un cambio necesario partiendo de la voluntad de unión de diferentes formaciones políticas en un frente común. Pues, nada de eso parece que vaya a suceder a tenor de los acontecimientos que nos deparan estos días en los que, las “mareas” de A Coruña y Santiago piensan que lo conseguido les sitúa ante la posibilidad de crear una gran marea gallega para las generales al margen de Podemos, El alcalde de Ferrol se decanta por Ahora en Común, que entre otros recoge a los descontentos de Podemos, el Bloque a lo de siempre y el Sr Beiras, a lo suyo. Total, adivinar una fragmentación del voto que nos deje una vez más sin representación relevante en el Parlamento de España no resulta nada difícil. Todos hablan de una unidad necesaria que posibilite la consecución de unos resultados suficientes para conformar un gobierno del cambio pero a la hora de la verdad, surge lo de siempre, las siglas de cada uno de los “chiringuitos” puestas en un valor que no se corresponde y que cortan de raíz toda posibilidad de construcción de un frente amplio, plural, en el que todos tengamos cabida y desde el que todos podamos contribuir al cambio que la sociedad demanda. Para ello es necesario que los dirigentes, líderes o como quieran llamarles hagan uso, en beneficio de la ciudadanía a la que aspiran legítimamente a representar, de las necesarias e imprescindibles dosis de generosidad, de las que parecen carecer.

Creo con sinceridad que en este momento que puede resultar histórico, si los egos no lo impiden, la cuestión de siglas es lo de menos y que lo que si será determinante es saber que, por separado acabaremos diluidos tal cual azúcar en el café pero juntos, ¡sí que Podemos! A buenos entendedores, no hacen falta muchas palabras.

Hemeroteca