00:09 h. Viernes, 22 de Septiembre de 2017

Stadio Sport

Trilerismo político en la Diputación de Lugo

El pueblo asiste atónito a este sainete protagonizado por los tres grupos políticos de la Diputación y un añadido:  PP, PSOE, BNG y Martínez. Llegó la hora  que digan cómo se puede resolver de una manera razonable la situación, sin arengas, sin bocas llenas de culpabilidades y sin milongas sobre la honestidad.

Chalo Otos  |  30 de Diciembre de 2015 (02:44 h.)
Más acciones:

El gobierno de la Diputación de Lugo está viviendo una crisis sin precedentes en los últimos años  y los trileros políticos arrimando el ascua a su sardina, intentando sacar tajada. Por no sentar sus reales en el sillón presidencial, como si fuese un niño sin piruleta, Martínez se enfadó y el D. Mendo ocasional, se venga echando por tierra todo lo que proponga el BNG, apoyado como no, por el Partido Popular.

No sé si Martínez es diputado provincial para servir al pueblo, o para servir sus intereses personales. Parece que olvidó que es un representante elegido democráticamente alcalde por el pueblo y diputado por sus colegas de partido. Lo que no olvida ningún político es el salario y dietas, esas no son para el pueblo que sufre, o para las familias que están al borde de la exclusión social.

Obstaculizando el  gobierno de la Diputación, el tal Martínez se ha convertido en el porculero del PSOE, echando por tierra su labor y buen trabajo de político honesto como alcalde y portavoz de la Diputación en tiempos pretéritos.

El panorama en la Diputación de Lugo es deplorable. El “compañeiro” Martinez me recuerda al bueno del abuelo de las películas mal llamadas españoladas, protagonizadas por un actor de vis cómica y entrañable, protagonista de la película, “Se armó el belén” En el Belén está el niño, la Virgen, San José, pero también el burro.

La provincia de Lugo necesita decisiones que pongan en marcha planes de trabajo por el bien de la ciudadanía. Por el capricho de una persona, por muy Martínez que se llame, no puede paralizar el bienestar de miles de personas jugando a gato y ratón.

El socialista díscolo quiere hacer caridad demagógica aliándose con el Partido Popular en la toma de decisiones, como la de ayer, desbaratando en la sesión plenaria la propuesta del Gobierno Provincial para modificar el reglamento de la corporación.

Martínez para marear la perdiz, es un gesto al más puro estilo Paco Martínez Soria, efectuó una propuesta, compartida por el PP, intentando que la conformación del grupo de trabajo respondiese a la representación en el pleno.

El Partido Popular intenta debilitar al gobierno de la Diputación, olvidando las arengas de su jefe Rajoy que pide sensatez política. No todo vale en política y menos amparándose en el capricho de un político venido a menos, con su actitud  flaco favor le hacen a la democracia.