23:41 h. Miércoles, 22 de Noviembre de 2017

Stadio Sport

“Pulmón” Bergantiños, Coruña Calidade

Todo puede llegar a conseguirse con esfuerzo y humildad. Salir para crecer y regresar a triunfar en casa, Álex Bergantiños es un ejemplo para muchos chavales que con esfuerzo llegarán lejos

Patricia Rey @patricoruna  |  15 de Diciembre de 2015 (00:00 h.)
Más acciones:

Fotos: Patricia Rey @patricoruna

 

Está claro que no hay mejor manera de callar las críticas, que marcando goles decisivos en un partido como el del pasado sábado en el Camp Nou. Un chaval de la Sagrada hace que todos nos levantemos del asiento para celebrar un golazo que sería el empate del encuentro. El orgasmo futbolístico vivido el sábado, difícil de olvidar. Perdíamos dos cero y el empuje, ganas, garra y sabiduría de un entrenador con carisma y conocimientos dabondo, logró el premio al trabajo de todos, regresar con un punto de oro. Santa Claus nos hizo el regalo, aún falta el del sábado contra el conjunto armero. Hoy nos iremos de Copas y a la siguiente ronda.

Debuta contra el Recreativo de Huelva en Riazor la temporada 2011/2012 que José Luis Oltra ocupaba el banquillo del conjunto blanquiazul, saliendo como titular y jugando los 90 minutos del encuentro. En Primera División jugó su primer partido saliendo desde el banquillo, sustituyendo a un mago del fútbol Don Juan Carlos Valerón, también de la mano del entrenador valenciano. Consiguiendo al final de ese curso el tan ansiado ascenso.

 

 

Un jugador del cuadro blanquiazul que ha tenido que deambular por equipos españoles para demostrar que valía, que cuando solo era un niño y  veía a Mauro Silva jugar en Riazor seguramente pensó: “Ojalá algún día yo también vista la blanquiazul ante mis convecinos”.

Todo puede llegar a conseguirse con esfuerzo y humildad. Salir para crecer y regresar a triunfar en casa, Álex Bergantiños es un ejemplo para muchos chavales que con esfuerzo llegarán lejos. Está temporada comparte vestuario con otros dos coruñeses más, Lucas Pérez y Pedro Mosquera. Qué bueno es ver a la cantera deportivista dentro de la plantilla del primer equipo. Jugando incluso de portero por doble amarilla a Dani Aranzubía en un partido contra el Levante en Riazor. El coruñés terminó ocupando tres posiciones en el campo, defensa, centrocampista y portero.

 

CGM01 386

 

Esta temporada no está participando mucho, pero cuando lo hace es de los que se dejan el alma y el corazón por una camiseta y escudo que ama desde tierna edad. Desde el partido contra el Celta se ha ganado el respeto del respetable y un puesto en el once inicial, el canterano lo merece.

Fue todo un “Deja vú” como titulaba Stadio Sport en su crónica, pero esta vez con algo más de tranquilidad. Toca pensar en el próximo partido contra el Eibar, uno de esos rivales de los llamados de nuestra Liga, que nos puede dar esos puntos que nos hacen falta para lograr el objetivo de la permanencia.

Forza Depor!!!