06:26 h. Domingo, 25 de agosto de 2019

Pablo Togores: “Llevaba tiempo esperando esta oportunidad, no lo dudé ni un segundo”

El jugador coruñés de 28 años (cumplirá los 29 en apenas unos días), ha sido la última incorporación del HockeyGlobal C. P. Cerceda para la temporada 2014-2015 

Stadio Sport  |  09 de agosto de 2014 (00:00 h.)
Más acciones:

 

Así nos resume lo que hasta este momento ha sido su trayectoria deportiva: “Empecé en el colegio Dominicos, donde conseguimos varias ligas gallegas y dos subcampeonatos de España en infantiles y juveniles. En Junior debuté en Primera División con el Patín Coruña, pero tras descender volví al C. A. A. Dominicos para intentar de nuevo el ascenso. Al año siguiente me fui al Patín Coruña otra vez, ya con un rol más importante debido a la experiencia del primer año, aunque tras dos años manteniendo la categoría descendimos en la siguiente, así que decidí marcharme al C. P. Areces, club en el que estuve una temporada y media, siendo la primera de gran aprendizaje y crecimiento, haciendo allí muy buenos amigos por lo que guardo grandes recuerdos. En la segunda, con muchos problemas económicos por parte del club, decidí irme a Madrid por motivos laborales. Tras un año y medio prácticamente sin jugar, volví a Coruña con la intención de ascender con el C. A. A. Dominicos de una vez por todas, con un proyecto muy bonito con amigos y gente de la casa comandado por mi hermano Manuel. Conseguimos el ascenso a Primera División en una temporada muy emocionante por todo lo que significaba. Y por último, el año pasado fue una temporada increíble, por jugar con C. A. A. Dominicos en Primera División, haciendo un hockey rápido y divertido, además de disfrutar como nunca lo había hecho, lo cual se notó en los resultados, tanto personales como colectivos. Y ahora se me presenta la oportunidad que llevaba esperando toda una vida y que recojo con la ilusión de un niño”. 

 

¿Cómo y por qué surge la opción de venir a Cerceda esta temporada?

Hacía tiempo que existía, pero por unas cosas o por otras nunca llegó a cuajar, pero siempre tuve muchas ganas de competir en un nivel superior y con una exigencia como la que tendrá esta temporada. Llevaba tiempo esperando esta oportunidad y en cuanto hubo la opción no lo dudé ni un segundo, como dije antes, es todo lo que un jugador de hockey sobre patines de A Coruña sueña. 

 

¿Qué esperas aportar al equipo?

Siempre me he considerado un jugador completo, ya que he jugado en todas las posiciones a lo largo de mi carrera, así que intentaré ayudar al equipo en lo que necesite en cada momento, adaptarme a lo que me pida el entrenador y darlo todo como siempre he hecho. 

 

Supongo que también habrá sido un incentivo importante el hecho de jugar competición europea, ¿ilusionado con ello?

Es increíble, si ya debutar en OK Liga es impresionante, hacerlo compitiendo en la CERS es simplemente perfecto. Cuando pienso en todo lo que se avecina, no puedo hacer otra cosa más que sonreír e ilusionarme muchísimo. Competir en Europa en A Coruña es tan difícil que vamos a pelear por alargarlo todo lo que sea posible y sin ponernos ningún techo, ¡partido a partido! 

 

El objetivo del equipo será una temporada más la permanencia, ¿dónde crees que puede estar la clave para realizar una buena campaña y no pasar apuros?

La clave será hacernos fuertes en casa con el apoyo de la afición, tenemos una pista difícil para los rivales donde se nos tienen que escapar el menor número de puntos posibles. Para conseguirlo tenemos que estar concentrados al 100% y ser ambiciosos, no tenerle miedo a nadie es fundamental, pero respeto a todos también lo será más aún. 

 

Aunque ya os conocéis todos, ¿cómo has visto a tus nuevos compañeros?

En este aspecto tampoco tenía ninguna duda pues los conocía a todos, habiendo jugado con bastantes de ellos, lo que ya era un punto a favor. La verdad es que me he sentido como en casa desde el primer día, con buena gente que te hacen las cosas más fáciles para que te sientas cómodo en cuanto llegas. Muchos son grandes amigos y todos grandes jugadores. Eso hace exigirte y divertirte a la vez, que creo que es la combinación ideal.