06:25 h. Martes, 21 de Noviembre de 2017

Stadio Sport

Políticos locales y no locales en las redes sociales

Leía hace unos días una noticia que llamo mí atención: El "padrino" se escapa de los barrios bajos de Nueva York y Sicilia en busca de nuevos proyectos en las redes sociales, con la intención de lograr un trending topic que genere suculentos ingresos de taquilla

Gonzalo Soto  |  14 de Julio de 2015 (00:00 h.)
Más acciones:

¿Por qué decimos esto? Porque los garrapatas del dinero público, ávidos de lograr sus ocultos fines, pretenden utilizar las nuevas tecnologías en beneficio propio, plasmando en las redes sociales sus logros para que las aplaudan sus acólitos. Ya les da lo mismo el WIFI, SMS, Twitter, Facebook, Instagram, o cualquier espacio que les eleve a la categoría de dioses.

Como bien saben nuestros lectores hay muchos tipos de enfermedades que sin ser venéreas, necesitan abundante penicilina para curar el paquete político de turno y hacen encoger al inculto. Las muestras están ahí a la orden del día y no es que vaya el pie dentro del zapato, ni en la bicicleta la zapata, porque los servilitas que son miles en las mayorías de gobiernos locales, autonómicos y estatal, se afanan por matar hasta las sombras con procesos judiciales carentes de fundamento para contentar a su amo.

Stadio Sport no entra en el juego de los escaparatistas públicos.

Este medio de comunicación independiente está abierto a todas las sensibilidades, jamás será escaparate de quienes radiografían los huesos infantiles con los recortes mofándose y burlándose de la infancia, para luego colgar en las redes sociales que han arreglado la farola de tal lugar, asfaltado la rúa Castelao,  o decir que las culpa de que las vacas del pueblo no den leche es del anterior regidor que era un guindón y se llevó las ubres. Aún no he visto en ninguna red social a los nuevos regidores municipales "alardear" del dinero empleado en comedores infantiles, o para que sean menos las familias al borde de la exclusión social, o.... Lo que vemos con frecuencia son las "realidades" de escaparate para recibir el aplauso de sus fieles. Mucha foto, demasiada  palabrería pero ninguna acción positiva de las que llevaban en su programa, mucho menos "colgar" acuerdos de gobierno para que cada vez sean menos lo pobres del municipio y los niños puedan comer, erradicar la pobreza creando puestos de trabajo, el éxito estaría garantizado.

Recomendamos a estos "listos" que observen media hora "empeños a lo bestia" que como metáfora, les retrata en claro ejemplo de lo que se han convertido, vendiendo la dignidad humana al precio del que le escriban.

Comienzan a ser muchas las denuncias y voces de corrupción y manipulación en Twitter y Facebook bajo empresas especializadas en buscar posicionamiento a costa del engaño, de esta forma podemos ver que se abren cientos de perfiles con distintos nombres pero que el gestor es el mismo

El lector no es tonto y sabe que la verdad cuenta con pocos amigos, el fraude y la mentira va por delante de la ética, moral, pulcritud que deberían tener por bandera tal y como muestran muchos afiliados y simpatizantes, otrora  hijos de las Iglesias que se han rebelado contra su credo, olvidándose de Jesús en la cruz para conformarse con un cambio de look.

Están equivocados los mandatarios que las utilizan como escaparate para sacar a relucir su vanidad y caer en el vulgar yoismo, o utilizarla como arma  contra el enemigo político, porque como dijo Darwin: "La vida y el espacio tiende a recuperar su sitio". El sitio de los gofos es "Teixeiro"

La política de verdad, la seria del día a día, se hace trabajando por y para el pueblo, no publicitando "sus logros" en redes sociales. Calígula nombró senador a su caballo Incitatus, esperemos que los delirios políticos por salir en redes sociales, no nos obliguen a rendir culto a los burros, con perdón de los jumentos.