19:06 h. domingo, 09 de agosto de 2020

El Catania desciende a tercera por amaño de partidos

Stadio Sport  |  22 de agosto de 2015 (00:15 h.)

El Tribunal de la Federación Italiana de Fútbol (FIGC) anunció el descenso del club de la Serie B a la LegaPro -tercera división- por su implicación en un escándalo de arreglo de partidos

 

Desenlace negro para Catania en el fútbol italiano. El Tribunal de la Federación Italiana de Fútbol (FIGC) anunció el descenso del club de la Serie B a la LegaPro -tercera división- por su implicación en un escándalo de arreglo de partidos. Además, iniciará la temporada con una quita de 12 puntos y la institución, que hoy está a la venta, deberá pagar una multa de 150 mil euros. El club anticipó que apelará la sanción.

El argentino Pablo Cosentino, director deportivo del club, tendrá que pagar 50 mil euros y cumplir una suspensión de cuatro años. Había sido detenido el 23 de junio junto a otras seis personas sospechosas, entre ellas el presidente Antonino Pulvirenti, que renunció y admitió haber comprado cinco partidos por 100 mil euros cada uno para evitar el descenso. El ex mandamás recibió una multa de 300 mil euros y una suspensión de cinco años. Tanto él como otros sospechosos están bajo investigación en un proceso contra el arreglo de resultados.

El equipo siciliano había descendido a la Serie B al término de la temporada 2013-2014 y, en la última campaña, había culminado en el puesto 15 con 49 puntos, evitando así caer a la tercera categoría. Concretado el descenso, Virtus Entella y Ascoli retornarían a la Serie B -ya que el recién ascendido Teramo también fue sancionado por arreglo de partidos-, aunque habrá que esperar una sentencia prevista para el 31 de agosto que confirme definitivamente la situación.

 

Otras dos instituciones también fueron sancionadas

Los equipos Teramo y Savona, a su vez, fueron descendidos de LegaPro a la Serie D por haber arreglado un partido entre ambos la temporada pasada, que facilitó el ascenso del primero a la Serie B, ahora anulado. Ambos clubes fueron sancionados con una multa de 30 mil euros para cada uno y, además, varios de sus dirigentes, miembros del cuerpo técnico y jugadores suspendidos por hasta cinco años, con multas de hasta 100 mil euros.

Hemeroteca