17:48 h. Domingo, 19 de Noviembre de 2017

Stadio Sport

El gobierno venezolano demora los pagos a sus pensionistas

Los compatriotas del presidente Nicolás Maduro residentes en el extranjero se enfrentan a constantes e inexplicables retrasos en los pagos de sus pensiones. De momento nadie da una respuesta lógica a la pregunta: ¿dónde está el dinero?

Stadio Sport  |  02 de Noviembre de 2015 (16:44 h.)
Más acciones:

Los aproximadamente once mil pensionistas venezolanos que residen fuera de su país están siendo ignorados repetidamente por el gobierno de la República Bolivariana. Actualmente llevan un retraso de dos meses en el cobro de sus correspondientes pensiones y, anteriormente, se produjo la misma situación durante enero y abril de 2015. Esta circunstancia se torna cada vez más penosa, provocando en los afectados situaciones de angustia ya que se sienten abandonados, ignorados y absolutamente desinformados. Muchos de ellos pasan momentos de verdadera necesidad debido a su dependencia de este ingreso, no pudiendo hacer frente a sus gastos básicos, obligaciones  familiares e incluso a los costes originados por problemas de salud.  

Los organismos oficiales de los que dependen, como el Instituto Venezolano del Seguro Social (IVSS) -encargado de los pagos de las jubilaciones- y el Banco Central de Venezuela (BCV) -responsable de autorizar la conversión de las cantidades en dólares para su pago en el extranjero- no dan una explicación lógica a esta situación o, en el peor de los casos, ni siquiera responden a las reclamaciones de los afectados. Por su lado, las embajadas y consulados de los distintos países en los que radican sus propios compatriotas utilizan sistemáticamente el argumento “hay escasez de divisas”.

Venezuela es una nación petrolera, sus reservas certificadas la sitúan como primera potencia mundial en este campo, superando a Arabia Saudita, aunque el 75 por ciento de esas reservas corresponden a crudo extrapesado (densidad o peso superior al del petróleo crudo ligero). La exportación de este producto representa el 80 por ciento de los ingresos totales, siendo ésta su principal fuente de beneficios. Con semejante entrada de divisas, el argumento de escasez de las mismas se convierte en paradoja. La pregunta que se hacen una y otra vez los olvidados pensionistas venezolanos es: ¿dónde está el dinero?