23:51 h. Miércoles, 22 de Noviembre de 2017

Stadio Sport

La pastilla azul de don Vicente

Hay veces que uno se aleja y toma distancia ante la realidad que uno mismo y su entorno están viviendo

Alfredo Ferreiro Golpe @DjukaDepor  |  09 de Noviembre de 2015 (15:08 h.)
Más acciones:

 

Hay veces que uno se aleja y toma distancia ante la realidad que uno mismo y su entorno están viviendo. A principios de la pasada semana me asomé a mi balcón mexicano y me quedé perplejo ante las palabras del seleccionador español de fútbol. Pasaron tres días y esa perplejidad se convirtió en resignación y enfado a partes iguales. Llegó el sábado y el cabreo fue monumental.

Seguramente muchos de ustedes estarán pensando a qué se refiere su servidor. Pues bien, vayamos por partes. La premisa inicial es la siguiente -y los que me conocen lo saben-. Vicente del Bosque es un pésimo entrenador de fútbol, muy a pesar de sus últimos resultados con la Roja, y alguno con el Real Madrid. Aparte de eso sus últimas declaraciones y decisiones están siendo totalmente incoherentes e incomprensibles. Este hombre necesita ya unas pastillitas porque no rige bien. Dejar al fútbol español en sus manos empieza a ser temerario.

A comienzos de semana desayuno con el titular en el cual el Marqués dice que México lleva años de ventaja a España porque hace más tiempo que exporta jugadores al extranjero y que España debería mirar más hacia aquí. Ahora reflexionemos. ¿Por qué exportan los representantes en México a sus jugadores a Europa? ¿Es por negocio o porque realmente dan la talla como peloteros? ¿Por qué no salían los jugadores españoles a otras ligas? ¿Da más caché jugar en Holanda que en España? ¿Se pagaba más que en España en otras ligas secundarias? Es esta última cuestión la clave para mí. Si los futbolistas nacionales no salían al extranjero era porque la española era una liga competitiva en todos los aspectos. Con la crisis los sueldos se rebajaron, los clubes entraron en tiranteces de tesorería y los representantes empezaron a surcar nuevas aguas para generar más ingresos, y por eso mismo ahora España exporta más jugadores que antes. Nada más que eso. Y nada en que fijarse en México. Una organización pésima la del fútbol mexicano y que parece que el señor Del Bosque desconoce. Es más, con los resultados del último mundial y con los dirigentes de la Federación Mexicana de Fútbol al mando, el salmantino hubiera llegado a España destituido de su cargo en el equipo nacional. Y casi casi sin el Marquesado. Pastillita para Don Vicente por favor.

Y llegó el viernes. Y con él una nueva convocatoria injusta y partidista, faltando uno de los futbolistas más en forma y determinantes de todo el campeonato. Podría hablar de Aritz Aduriz. Para mí, maltratado una y otra vez con su ostracismo en el combinado dirigido por Del Bosque. Pero no. Hablo de un jugador muy próximo a nosotros, la pastillita azul de Del Bosque. Bueno, casi mejor azul y blanca. El tercer máximo goleador español del torneo liguero. El futbolista capaz de igualar la marca de Roy Makaay con 7 goles en los 11 primeros partidos del campeonato. Se llama Lucas. Se apellida Pérez. Juega en el Depor. Y quizá por eso no sea seleccionable. Lo que tenga que hacer para ser convocado nunca lo sabremos. Lo que sí sabemos es lo que aporta. Liderazgo. Lucha. Trabajo. Compromiso. Pegada. Galope. Calidad. Goles. El sábado lo volvió a demostrar todo en el Ciutat de Valencia, pero ya había vuelto a pasar el tren de la internacionalidad absoluta. Ojalá tenga su oportunidad. Y si no le llega, que sepa que todos los deportivistas creemos en él. Que para nosotros es el Mesías. Así que Lucas, sigue haciéndonos grandes porque tu grandeza será la grandeza del deportivismo. Dale neno !!