08:15 h. Miércoles, 18 de Octubre de 2017

Stadio Sport

IMPERIAL GASOL

Quizás sea este el último gran torneo del catalán con la casaca nacional. Disfrutémoslo porque hemos podido disfrutar en primera persona y a todo color, en español y en inglés, del mejor baloncestista de nuestro país de todos los tiempos

Alfredo Ferreiro Golpe @DjukaDepor  |  17 de Septiembre de 2015 (06:00 h.)
Más acciones:

 

Si a todos los amantes del deporte español le hiciéramos la pregunta, ¿Quién es para usted el mejor deportista nacional de todos los tiempos?, tendríamos seguramente un ramillete de opciones como estas – Seve Ballesteros, Miguel Induráin, Manel Estiarte, Rafa Nadal-. Y Don Pau Gasol Sáez. El extraterrestre de Sant Boi, E.T. para nuestro siempre recordado Andrés Montes, es leyenda viva, es un hombre capital para sus equipos y para todo lo que implica el deporte. Capacidad de sacrificio, liderazgo, tesón, astucia, inteligencia y talento a raudales.

Un 4, que se defiende como 5, y que de repente te mata como 3. Un baloncestista total. Futuro hall of famer de la NBA. Muchos lo tildan de blando. Sobre todo allende los mares, en la tierra del tío Sam. Pero quién lo tilda así, no valora su versatilidad. En una NBA con jugadores encorsetados en un rol específico (me puedo imaginar el maltrato que sintió la bomba Navarro en su periplo Memphisiano en donde sólo lanzaba de 3) tener a Pau Gasol es un clímax constante, un orgasmo baloncestístico de sumas proporciones.

El impacto que provoca en sus equipos, el respeto de sus adversarios, la admiración de los amantes del deporte y su impresionante palmarés (2 veces campeón de la liga ACB y 1 vez de la Copa del Rey con el Barcelona, 2 veces campeón de la NBA con Los Ángeles Lakers haciendo una dupla de ensueño con Kobe Bryant y con la selección española, qué decir más que ha catapultado al combinado patrio a una excelencia deliciosa – 1 Mundial, 2 Eurobaskets, 2 medallas de plata en el campeonato europeo, igual que en Juegos Olímpicos disputando épicas contiendas frente a Estados Unidos y un tercer lugar en otro Eurobasket, amén de una 3ª posición del draft de 2001 y el premio de Rookie del Año de la NBA, entre otros) hacen de Pau un virtuoso sobre el parquet.

Anota, rebotea, lidera, asiste. Si no, como se explica que esté en el escaparate de honor junto con monstruos de la enjundia de Kareem Abdul Jabbar, Tim Duncan, Kevin Garnett, Hakeem Olajuwon o Shaquille O’Neal, con estos estratosféricos números acumulados durante su carrera en la liga profesional americana –en regular season- (18.000 puntos, 9.000 rebotes, 3.000 asistencias y 1.500 tapones).

Y su hambre no se apacigua. Y quiere seguir mordiendo. Y vaya que lo está haciendo por Francia adelante este mes de Septiembre. Ya ha metido a España en semifinales del Europeo, luchando contra adversidades como una lesión que le ha mermado en su rendimiento. Menos mal que anda lesionado dirán sus rivales. Porque aun así lidera la clasificación de anotadores con 23,6 puntos por partido y se sitúa en quinta posición en rebotes con un total de 8 por envite.

Quizás sea este el último gran torneo del catalán con la casaca nacional. Disfrutémoslo porque hemos podido disfrutar en primera persona y a todo color, en español y en inglés, del mejor baloncestista de nuestro país de todos los tiempos. Siempre presente, siempre enorme, siempre líder. Imperial Gasol.