17:52 h. Lunes, 17 de Junio de 2019

Para la justicia, Pistorius no tuvo intención de matar a su novia

Así lo determinó la magistrada que lo juzga por haber disparado contra su novia en 2013; hoy se conocerá la sentencia

Stadio Sport  |  12 de Septiembre de 2014 (00:00 h.)
Más acciones:

 

El atleta paralímpico Oscar Pistorius evitó ayer la cadena perpetua, al fallar la jueza Thokozile Masipa que el sudafricano no asesinó a su novia Reeva Steenkamp.

"No hay evidencias suficientes para apoyar esa conclusión", adelantó Masipa en un juzgado de Pretoria, pese a que el veredicto final sobre el caso Pistorius se retrasó hasta mañana viernes.

Librado de la pena de asesinato, todo indica que Pistorius será declarado culpable por homicidio imprudente, una sentencia que conllevaría una pena de un máximo de 15 años de prisión, pero que contempla incluso la posibilidad de la libertad condicional. Sin embargo, lo peor ya pasó para Pistorius al no ser condenado por asesinato, cuyo castigo en Sudáfrica va desde 25 años de prisión hasta la cadena perpetua.

El múltiple campeón paralímpico, amputado de ambas piernas, mató a su pareja en su casa de Pretoria la noche del 14 de febrero de 2013 al disparar cuatro tiros a través de la puerta del baño. La fiscalía lo acusó de actuar de forma premeditada, pero el sudafricano de 29 años aseguró que confundió a Steenkamp con un ladrón.

"No hay ninguna duda de que actuó de forma ilegal al disparar a través de la puerta", dijo Masipa. "Su comportamiento fue negligente".

Si Pistorius es declarado culpable, la sentencia final podría tardar varias semanas en conocerse, según el portavoz de la Autoridad Fiscal Nacional de Sudáfrica Nathi Mncube.

La magistrada Masipa aseguró que la corte no tiene razones para no creer el testimonio de Pistorius, que aseguró durante el juicio -comenzó el 3 de marzo y terminó el 8 de agosto- que disparó al creer que su vida estaba amenazada.

La jueza señaló, no obstante, que hubo preguntas sin respuesta en la muerte de Steenkamp, como por ejemplo por qué el atleta no preguntó a su pareja -que según su testimonio estaba en la cama cuando escuchó los ruidos que hacía la ventana abierta en el baño.

Inmediatamente después de los disparos, un desesperado Pistorius contó a varias personas que había confundido a Steenkamp con un ladrón.

"Es improbable que lo hiciera tan rápido", argumentó Masipa. "El acusado creyó de forma errónea que su vida estaba en peligro". Sin embargo, "no hay duda de que actuó de forma ilegal cuando disparó a través de la puerta del baño", añadió la jueza.

 

 

Masipa rechazó el argumento de la defensa de que Pistorius abrió fuego de forma instintiva, subrayando que agarró el arma y se deslizó por el suelo hasta llegar al baño. "Fue una decisión consciente".

La discapacidad de Pistorius podría hacer que se sienta más vulnerable cuando está en peligro, pero eso no justifica el tiroteo, añadió Masipa.

Varios vecinos testificaron que escucharon gritos de una mujer antes de los disparos, lo que indicaría que Pistorius sabía que Steenkamp era la que estaba detrás de la puerta del baño antes de disparar.

Masipa, en cambio, dijo que los vecinos Michelle Burger y Charl Johnson -dos de los 37 testigos que declararon durante el juicio- no pueden aportar pruebas concluyentes porque estaban a 170 metros de distancia. Además, la magistrada cree que existe la posibilidad de que los gritos fueran del propio Pistorius.

Cuando entró hoy en la sala, Pistorius fue aplaudido por algunos aficionados que le llamaron héroe, mientras que algunas activistas por los derechos de las mujeres se manifestaron en contra de lo que consideran un crimen de violencia de género.

Los padres de Steenkamp miraron con furia a Pistorius, vestido con traje negro, en la puerta del juzgado.

Pistorius, uno de los atletas más famosos del mundo tras convertirse en Londres 2012 en el primer paralímpico en participar en unos Juegos Olímpicos, también se enfrenta a cargos por posesión ilegal de armas y por disparar dos veces un arma de fuego en público, lo que podría aumentar la pena.