01:48 h. Sábado, 25 de Noviembre de 2017

Stadio Sport

Alemania propone cárcel para los deportistas dopados

El proyecto de ley será enviado por el gobierno que preside Angela Merkel al Parlamento

Canchallena.com  |  26 de Marzo de 2015 (14:15 h.)
Más acciones:

 

El gobierno alemán envió al Parlamento un proyecto de ley que prevé penas más duras para combatir el doping en el deporte. El proyecto fue girado por el gabinete de ministros a la Cámara baja del Parlamento (Bundestag) y se espera que sea aprobado antes de fin de año.

"Desde hace décadas que se discute en Alemania sobre una ley antidoping . Estoy feliz de que ahora hayamos podido avanzar con esto", afirmó el ministro de Justicia, Heiko Maas. El proyecto propone unificar y actualizar las regulaciones existentes en la materia, que hasta ahora persiguen principalmente a las redes criminales de doping.

La nueva ley también castigará a los atletas que consuman o posean sustancias prohibidas para elevar su rendimiento, incluso en cantidades mínimas. Se prevén penas de prisión de dos a tres años para los deportistas, además de multas económicas. En el caso extremo de que se ponga en peligro la salud de un atleta, las penas podrían alcanzar los diez años de cárcel.

"A los que se dopen les espera en el futuro no sólo una sanción deportiva, sino también en el peor de los casos la cárcel", subrayó Maas. Según el ministro, la nueva norma ayudará además a Hamburgo en su postulación para los Juegos Olímpicos de 2024.

El proyecto afecta a los alrededor de 7000 atletas de alto rendimiento alemanes, así como a extranjeros que compiten en el país, pero excluye a los deportistas amateurs. También se castigará a entrenadores y médicos que formen parte de una trama de doping.

El Comité Olímpico de Alemania (DOSB), sin embargo, mostró sus reparos frente al proyecto y advirtió que podría menoscabar las instancias disciplinarias con las que ya cuentan las federaciones deportivas del país. También el opositor Partido Verde criticó el proyecto por criminalizar únicamente a los deportistas y combatir sólo las manifestaciones del doping, sin indagar en sus causas. "Los debates van a seguir en el Parlamento. Para eso está", respondió a las críticas el ministro del Interior, Thomas de Maiziére.