19:45 h. Domingo, 19 de Noviembre de 2017

Stadio Sport

Luz verde, cuasi morada, en el CD Lugo, de momento

Las trompetas de Jericó, el domingo comenzaron a sonar en el  templo lucense Ángel Carro, al finalizar el partido jugado entre CD Lugo y Córdoba. Ayer en tierra de Templarios, el aguerrido once de Ponferrada los puso rodilla en tierra

Gonzalo Soto  |  16 de Octubre de 2015 (17:11 h.)
Más acciones:

 

Las derrotas derrumbaba el castillo de naipes, el construido por  los alabadores que "colocaban" al equipo de los primeros compases en la actual Liga, en Primera División. La última derrota escuece porque el equipo fue ramplón, se parapetó en su parcela como si fuesen numantinos. Se fueron de copas y regresaron embriagados de canguelo. De los últimos nueve puntos en juego, el equipo solo fue capaz de conseguir uno. El Club Deportivo Lugo tiene potencial y aficionados, pocos pero leales al equipo, para conseguir, primero la permanencia y luego pensar en alcanzar otras cotas.

A los aduladores se les ha ido la lengua, aprovecharon el momento  de gloria para poner en solfa el trabajo de quienes supieron mantener el espíritu del CD Lugo y elevar a la categoría de plata,  el nombre de un equipo que, tiene como "amigo rival" en la captación de seguidores,  a los hijos de Breogán. Determinados "papeles" vieron la luz pública, los  que próximamente serán elevados a rango oficial a la Asamblea de Accionistas, que pese a quien pese, será una Asamblea a la búlgara  para el dueño del Club.

Se deshincha el globo y los impacientes abonados siseaban por lo "bajinis" el nombre de Quique Setien. No quiero escribir lo que un botarate dijo ayer en una taberna lucense al finalizar el partido contra la Ponferradina contra un tal Toni y un buen amigo mío. La  situación  puede ser peligrosa si el próximo domingo el equipo no es capaz de ganar el partido en el Ángel Carro al Alavés, podrían flamear pañuelos como respuesta a la falta de juego y puntos. Empatar  seria accionar al interruptor que enciende la alarma de color ámbar.  Habrá mucho que trabajar y el entrenador a tener ideas claras, dejar las milongas de empates y victorias para mejor ocasión. Jugar en casa no solo es mover el balón, sino crear ocasiones de gol ante la meta del equipo visitante.

El pasado domingo en las gradas los comentarios eran solo murmullos, esperemos por el bien del equipo que solo queden en eso, murmullos. Los jugadores en fases del partido parecían almas de la Santa Compaña, igual que ayer en tierra de Templarios, arrastrando cadenas sobre el pastizal. Oltra le ganó la partida Milla, el CD Lugo daba la sensación de no tener definido el esquema táctico, aunque pienso que  no "captan" los jugadores las enseñanzas del entrenador, la prueba del algodón fue ayer.  

La miseria del fútbol la suben en globo  los  botarates, hinchan pecho cuando ganan y se esconden cuando el equipo no da la talla. La grandeza del Club Deportivo Lugo son los aficionados que se han ilusionado artificialmente por los alabadores y ahora comienzan a desmoronarse. En fútbol lo real es el resultado, puntos, juego,  no son las palabras diamantinas que cuando se gana tratan de embriagar al aficionado.

El presidente está pagando las consecuencias de ser nuevo en la plaza, el toro que le toca lidiar no es un manso, los peones de brega le ponen al morlaco en la capa y el presidente torea de pico. Debe tener cuidado con los capitalistas que lo llevan a hombros a final de la faena, como también con los elementos exógenos que se ponen a su vera cuando canta: "Yo pago esta noche...." La primera cornada llegó el domingo, la segunda ayer. El segundo toro de la tarde llega de Álava, astifino, cuatreño y con mosca......cojonera. El presidente del C.D. Lugo es un empresario de éxito, buen tipo y generador de empleo. El fútbol querido Tino Saqués es otra cosa y muy peligroso si los corifeos miran únicamente su interés personal.

Hablando de toros, es hora de cogerlo por los cuernos y llevarlo a los chiqueros para poner en orden la corrida. Si los anteriores regidores del Club han cometido irregularidades, está el Juzgado para denunciar, los nuevos inquilinos del palco VIP han cometido la novatada de sacar la ropa sucia a clarear, esperemos y deseamos por el bien de todos, que  la lavadora del Club Deportivo Lugo no huela a estercolero.