13:45 h. Miércoles, 19 de Junio de 2019

Así es la ‘torre de control’ que monitoriza en tiempo real las jugadas de la NBA

Desde esta temporada funciona un impresionante centro de repeticiones inmediatas de jugadas por televisión para que los jueces no se equivoquen en acciones controvertidas

Canchallena.com  |  14 de Febrero de 2015 (18:28 h.)
Más acciones:

 

No es una torre de control de un aeropuerto, pero lo parece. En unos 200 metros cuadrados hay 94 monitores y 20 estaciones de trabajo en las que se ve básquetbol en forma continua. Es la sala donde funciona el Replay Center, que estrenó la NBA esta temporada. En este centro ubicado en Secaucus, Nueva Jersey, se analiza en tiempo real todas las jugadas polémicas que ocurren en la liga.

Desde los 29 estadios llegan este lugar las señales en súper alta definición de por lo menos nueve cámaras ubicadas estratégicamente en cada uno. El objetivo es ofrecer a los árbitros las mejores opciones de imágenes para tomar una decisión sin retrasos ni bien ocurre la acción controvertida.

Hasta el año pasado, los jueces debían hablar con los productores encargados de la transmisión de los partidos para ver de nuevo las jugadas. Hoy, un equipo especializado analiza los mejores planos y muestra a los jueces la imagen más concluyente.

 

 

Como si fuese un capítulo de la serie televisiva CSI, los operadores trabajan con monitores de pantalla táctil que permiten agrandar la escena hasta el mínimo detalle. Incluso en cada toma se puede mover lo que uno está mirando para compararlo con el reloj de juego. "Las jugadas típicas que analizamos son principalmente dos: saber si un tiro fue ejecutado a tiempo [la pelota debe salir de las manos del jugador antes de que suene la chicharra] y si el jugador está pisando la línea de triples en el momento del lanzamiento", explica a canchallena Joe Borgia, que fue árbitro de la NBA durante 20 años y ahora es responsable del funcionamiento del Replay Center.

Borgia, hijo de uno de los primeros jueces que tuvo la liga, en 1946, fue el encargado de diseñar este centro tecnológico desde cero en función de las necesidades del juego, la televisión y el espectáculo. Su construcción costó unos 15.000.000 de dólares y la decisión de hacerlo se tomó en 2013.

 

 

La idea es que ante cada situación polémica en un partido se accione un "trigger" (disparador) en el centro de análisis. Mientras los operadores buscan inmediatamente la jugada en cuestión, la televisación decide si mostrará el hecho, y segundos después se puede verlo en nba.com

replaycenter. "Lo que queremos es mostrar a los fanáticos transparencia absoluta. Además, les resolvimos un problema a los productores de la televisión", explica Steve Hellmuth, el vicepresidente ejecutivo de la NBA a cargo de operaciones y tecnología.

Hasta antes de estas innovaciones, los referís debían comunicarse con el camión de transmisión de fuera del estadio y pedirle exactamente la toma que querían ver. Ese proceso no era lo suficientemente rápido. Así lo ejemplica Hellmuth: "La mayoría de las repeticiones ocurría en los tiempos muertos, pero ahora las hacemos en cualquier momento del juego. Por eso entendimos que la NBA necesitaba hacerlo desde un control central".

Durante esta temporada se habrá analizado jugadas sobre 31.000 horas de video, que serán archivadas y quedarán disponibles para que los seguidores puedan acceder en cualquier momento con una explicación de qué se habrá cobrado en cada caso.

 

 

El análisis de este gran volumen de información necesitó la instalación de una red de 300 gigabits por segundo. En términos más gráficos: con esta velocidad de conexión se podría bajar completa la biblioteca del Congreso de Estados Unidos, que tiene más de 150.000.000 de documentos, en menos de media hora.

A pesar de que se lleva apenas media temporada operando en el Replay Center, la instrumentación fue perfecta. Para eso se trabajó desde los playoffs del año pasado como si estuviese en funcionamiento, pero sin el contacto con los árbitros.