20:03 h. Viernes, 24 de Noviembre de 2017

Stadio Sport

Garra contra los leones

Dos zarpazos nos dieron un merecido empate que en fechas no muy lejanas hubiera sido una derrota

Manuel L. Mariño @xalomonte  |  20 de Octubre de 2015 (00:00 h.)
Más acciones:

 

Como venimos apuntando en estas humildes crónicas desde el inicio de esta temporada, este año es diferente a todos los demás. Recuerda y mucho a los buenos años del Depor, a la intensidad, a la actitud, y porqué no al fútbol que hacíamos que siempre dejaba abierta la posibilidad a la remontada y a no perder un partido.

Y eso es lo que se vio el domingo por la noche en el municipal de Riazor. Llegaba el Athletic con racha de resultados, tres partidos sin perder, tras el parón por las selecciones y con la idea de llevarse los tres puntos del estadio herculino. También tenía esa idea el Depor, que dispuso el once habitual de estos últimos partidos, con la excepción de Juan Domínguez que entró por Borges debido a la tardanza de este en llegar a Coruña.

 

 

Y empezó el choque bastante igualado con ocasiones para ambos bandos que acabaron con un buen gol de Iñaki Williams. Se adelantaba así el Athletic, en una jugada bastante protestada por la grada debido a que el equipo vasco no tiró la pelota fuera con un jugador herculino en el suelo. A partir de aquí se sucedieron las ocasiones para el equipo deportivista, que contó con dos balones al palo por medio de Luis Alberto, que debieron ser el empate del partido.

Una vez iniciada la segunda mitad, hubo un descontrol en el juego de los dos equipos hasta que Aduriz cazó un buen pase y aguantando a Sidnei, metió el cero dos y pareció quitar cualquier duda en la incontestable victoria de su equipo.

 

DSC_9573DEPOR--- ATLETIC DE BILBAO

 

Pero aquí como decíamos al inicio es cuando entra la heroica de este equipo, que no bajó los brazos y encerró a su rival. Dos zarpazos, el primero de Lucas Pérez, golazo espectacular de chilena tras un mal control y un remate de Arribas que entró en la portería bilbaína tras rebotar en un defensa, nos dio un merecido empate que en fechas no muy lejanas hubiera sido una derrota.

Este año ilusiona…

¡Forza Depor!