17:50 h. Martes, 19 de Septiembre de 2017

Stadio Sport

El PSOE muestra su malestar por la falta de diligencia de la Marea en los presupuestos y advierte de que así no se negocia

El portavoz socialista, José Manuel Dapena, muestra su decepción por un gobierno de gestos sin gestión que ha sido negligente para negociar ordenanzas y cuentas para 2016

Stadio Sport  |  30 de Diciembre de 2015 (17:19 h.)
Más acciones:

 

El portavoz socialista, José Manuel Dapena, ha expresado el malestar del Grupo Municipal Socialista por la falta de diligencia de la Marea Atlántica en lo que respecta a los Presupuestos de 2016 y a las Ordenanzas Fiscales pendientes de negociación. Ha calificado de negligencia la prórroga de unos presupuestos que son los del PP, que no representan el cambio de progreso que pidieron los coruñeses en las elecciones municipales y ha advertido al alcalde de que así no se negocia ni se gobierna.

“Hemos dado a la Marea Atlántica continuos votos de confianza: en la investidura, en el modificativo, en las ordenanzas fiscales aprobadas…. Nos hemos armado de paciencia, les hemos avisado una y otra vez de que su falta de diligencia imposibilitaba cerrar para 2016 unos presupuestos en plazo y les ha dado igual. Así no”, ha explicado José Manuel Dapena.

 

Empezar de cero

Xulio Ferreiro ha incumplido su compromiso para negociar ordenanzas y presupuestos en una comisión bilateral; ha prorrogado los presupuestos por dejadez y será suya la responsabilidad única de las consecuencias para los coruñeses; se han perdido dos meses y la negociación debe empezar de cero estableciendo las prioridades de cada partido; por todo ello, el PSOE muestra su malestar, su decepción y advierte a la Marea de que así no se negocia.

“Desde el PSOE advertimos a lo largo de estas últimas semanas a la Marea de que su falta de iniciativa abocaba a la ciudad a unos presupuestos prorrogados.

Y les ha dado lo mismo. En estos días el alcalde, Xulio Ferreiro, calificaba esta situación como un accidente, como algo accidental. Yo no sé si él se considera un alcalde accidental, pero el voto del Grupo Municipal Socialista en la investidura no fue accidental. Fue un voto consciente y responsable con la demanda de la sociedad; una demanda explicitada en unos resultados electorales que reclamaban un cambio de progreso. No disponer de unos presupuestos elaborados para 2016 no es un accidente, es una negligencia, una dejación de funciones”, ha añadido el portavoz socialista.

 

No nos valen los presupuestos del PP

Por ello, ha advertido que desde el PSOE queremos unos presupuestos que respondan a esos principios de progreso, no unos presupuestos accidentales, unos presupuestos prorrogados como nos ha condenado la Marea a todos los coruñeses. Unos presupuestos prorrogados por la Marea que son, en realidad, los presupuestos del Partido Popular. El PSOE había votado en contra de los presupuestos del PP, por lo que no podemos sentirnos cómodos con que se prorroguen, porque no responden a nuestros ideales, a nuestros principios, ni, evidentemente, a nuestro programa.

“Así no. Hemos de reiterar la advertencia: Así no. Malestar y decepción”, ha repetido José Manuel Dapena antes de apuntar que Xulio Ferreiro y su gobierno serán los responsables únicos de las negativas consecuencias que tendrá para los coruñeses la falta de nuevos presupuestos para 2016, particularmente a todas las entidades y asociaciones pendientes de convenios, cuyas partidas les resultan indispensables para su supervivencia.  

 

Incumplimiento del compromiso

Al mismo tiempo, el portavoz socialista ha subrayado el incumplimiento del acuerdo del 4 de noviembre con Marea, en torno a las Ordenanzas, para poner en marcha una comisión negociadora: han pasado prácticamente dos meses y no se ha convocado todavía reunión alguna. Nos sorprende, por otro lado, el incumplimiento del acuerdo para poner en marcha una mesa negociadora entre ambas formaciones que garantizase completar la elaboración de las nuevas ordenanzas fiscales y, sobre todo, que permitiese disponer de presupuesto para el próximo año.

Ni ha habido reuniones, ni se ha convocado a la mesa, a pesar de que en la reunión del 4 de noviembre en la que se concretaron las principales ordenanzas el alcalde anunció la puesta en marcha la comisión negociadora de forma inmediata, para la siguiente semana. Las semanas pasaron y nada de nada. El PSOE se lo recordó en el pleno de aprobación de las principales ordenanzas, el 9 de noviembre, y posteriormente en diferentes oportunidades. Desde entonces han transcurrido semanas y hasta ahora nada se ha hecho por parte de Marea para avanzar en este sentido. El gobierno de Marea consciente y voluntariamente se situó fuera de plazo para sacar adelante unos presupuestos consensuados, lo que ha conducido inevitablemente a unos presupuestos prorrogados, con graves consecuencias para el funcionamiento de la ciudad y cuya responsabilidad única será del alcalde y de su gobierno.

 

Gobiernos de gestos sin gestión

Desde el PSOE hemos demostrado nuestra disposición colaboradora y hemos llamado la atención en varias ocasiones sobre la urgencia de los tiempos, pero no podíamos convocar esa mesa. Tal convocatoria le compete y es responsabilidad del gobierno local. Marea incumplió el acuerdo (un nuevo acuerdo que incumple) y dio largas a las labores de la mesa negociadora acordada el 4 de noviembre, esa comisión que se iba a convocar de forma inmediata. Desde el pleno de noviembre no se volvió a hablar ni de ordenanzas ni de presupuestos hasta época electoral.

Para el Grupo Socialista es esencial completar la redacción de las ordenanzas y  los objetivos perseguidos de alivio fiscal, mejora de servicios públicos e impulso económico quedan a medidas. Tampoco se garantizó que hubiese presupuestos nuevos para desarrollar un proyecto de ciudad de bienestar y progreso. Con presupuestos prorrogados quedan en el aire programas, iniciativas y obras que no se llevarán a cabo.

Por tanto únicamente la Marea será responsable de la situación a partir del 1 de enero de 2016, sin la renovación completa de las ordenanzas y sin presupuestos para ejecutar. El PSOE otorgó a Marea un voto de confianza, pero esa confianza no se ha visto correspondida con diálogo y con una gestión ágil, eficaz y beneficiosa para los coruñeses. El gobierno de Marea vive en la parálisis. De ocurrencias y titulares. José Manuel Dapena ha advertido de que no es lo mismos gestos que gestión y que el gobierno abusa de los gestos pero carece por ahora de gestión.

Los presupuestos son el instrumento económico-financiero en el que un gobierno se retrata, donde define las líneas de su actuación política, de sus prioridades, donde pone cifras a los servicios sociales, a la educación, a la cultura, al deporte, a la dependencia, a la conciliación familiar, a la igualdad y a la diversidad,  a los barrios, al empleo, a la promoción económica y empresarial… Los presupuestos dibujan la ciudad que se quiere alcanzar y desarrollar. Los esbozos de cifras en excel que nos han proporcionado no pueden ser calificados como unos presupuestos. Son números, son cantidades, sin trasfondo ni objetivos explicitados.

Por otro lado, el edil José Manuel García ha recordado que quedan pendiente de negociar en las ordenanzas fiscales temas como una rebaja lineal de las tasas del 10% de los mercados municipales; medidas de apoyo fiscal al pequeño comercio con rebajas en las licencias de apertura, tasa de basura y en el IAE centradas en locales comerciales de menos de 200 metros cuadrados y calles de categorías entre la 3 y la 6; incentivar fiscalmente sectores estratégicos para el futuro de la ciudad como la investigación, la sanidad, la tecnología, la industria, la música, el audiovisual y el deporte; aplicar factores de bonificación para la generación de empleo y los servicios sociales; rebajas de las tasas de la Escuela Municipal de Música, entre otras.

 

Hipoteca estrategia ciudad

Además, el concejal socialista ha advertido de la actuación de la Marea Atlántica en la reunión celebrada este miércoles sobre el Eidus, y ha denunciado que el gobierno en minoría no puede secuestrar la estrategia de la ciudad ni hipotecarla. El día 13 finaliza el plazo para presentar ante el Gobierno el proyecto de estrategia para captar fondos europeos y ningún partido salvo la Marea conoce esta estrategia.

Estamos dispuestos a trabajar para aportar y diseñar una estrategia de futuro para la ciudad, pero no permitimos que de forma unilateral Marea tome el camino equivocado. Por ello, José Manuel garcía ha manifestado su más absoluto rechazo.